5 tips para mantener la salud física en el teletrabajo

Escrito por Vinatea & Toyama

Las largas horas que pasamos sentados frente a un ordenador pueden traernos problemas de salud física. Compartimos consejos para prevenir daños a la salud para quienes seguirán trabajando desde casa.

Según el estudio “Frecuencia de dolor músculo-esquelético en personas que realizan teletrabajo”, hecho en Lima entre los meses de abril y agosto de 2020 a 501 teletrabajadores, el 99% presentó dolencias en diversas regiones anatómicas con predominio en cuello (90%), espalda inferior (88%) y espalda superior (82%). Para las doctoras Emily Asencios, Fedra Carreño, Licet Chilon y Karina Jiménez, de la Universidad Cayetano Heredia, existe una alta frecuencia de Trastornos Músculo-Esqueléticos (TMD) en personas que realizan teletrabajo, debido principalmente a problemas relacionados a la mala postura, como:

  • Mobiliario disergonómico
  • Movimientos repetitivos
  • Posturas rígidas
  • Sedentarismo

La importancia del espacio

La ergonomía estudia el vínculo entre el entorno de trabajo y quien trabaja. Llevado esto al trabajo remoto, sería la relación entre el espacio de trabajo y la persona: el lugar, el mobiliario, la iluminación, entre otros. Bajo esa óptica, el “mobiliario disergonómico” será aquel que no ofrece las características básicas de comodidad.

Por esa razón, como el cuerpo humano no está diseñado para permanecer sentado por horas, además de movernos, establecer una rutina de ejercicios de estiramientos y relajación, entre otros; se recomienda contar con un mobiliario que permita una postura correcta, reduciendo la compresión sobre los discos intervertebrales, ayudando a la columna a mantener su forma natural.

Para Carolina Ullilen, consultora y docente en ergonomía, el espacio ideal de trabajo en casa debe reunir tres características clave para evitar los Trastornos Músculo-Esqueléticos:

  1. El diseño de la silla debe adecuarse a las características del usuario, permitiéndole variar de postura. El respaldar debe ofrecer un buen soporte a la espalda, además de contar con mecanismos de regulación para el asiento y reposabrazos.
  • En cuanto al diseño de la mesa de trabajo, hay que tener en cuenta la altura del plano de trabajo y del espacio para desplazarse o moverse alrededor. Como regla general, la altura de la superficie de trabajo debe estar a nivel de los codos.
  • Los equipos informáticos deben estar frente a nuestro cuerpo. El mouse y el teclado en el mismo plano, dejando un espacio libre entre el teclado y el borde de la mesa para evitar compresión en la parte inferior de la muñeca al apoyarla al borde.

5 consejos para la salud

Durante el V Congreso de Prevención de Riesgos Laborales, realizado el pasado 11 y 12 de agosto, Yuri Delgado, apoderado de Seguridad y Salud Laboral de La Positiva Seguros, brindó cinco recomendaciones para evitar riesgos disergonómicos y gozar de un espacio adecuado de trabajo según las necesidades de cada persona.

  1. Acondicionar un espacio como puesto de trabajo, respetando la correcta distribución, posición, altura y/o tamaño de los aparatos electrónicos y útiles de oficina y la postura corporal adecuada.
  2. Mantener parámetros de orden y limpieza sobre la superficie de trabajo y dimensiones dedicadas para el mismo.
  3. Realizar pausas activas frecuentemente, mediante la ejecución de movimientos de estiramiento de segmentos corporales y extremidades, que liberen la sobrecarga muscular tras encontrarse una misma postura durante tiempos prolongados.
  4. Alternar tipos de actividades con diferentes características cada cierto tiempo. Por ejemplo, tras realizar una actividad que requiera alta concentración, puede continuar con alguna actividad que requiera creatividad o alguna reunión ligera de coordinación.
  5. Mantener un balance entre la vida laboral y personal, otorgando el tiempo adecuado a cada una, incluyendo actividades que realizamos fuera del trabajo, como la actividad física, o momentos de juego y esparcimiento con la familia.

Aquellas empresas que poseen trabajadores en esta modalidad, que se preocupan por elevar los índices de productividad de cada trabajador, deben tener presente las consecuencias de la adaptación incorrecta de condiciones laborales en casa, por lo que deben brindar soporte y consejo para evitar situaciones que, en el largo plazo, afecten la salud de la organización.