¿Cómo manejar la ansiedad que genera el retorno a las oficinas?

Escrito por Vinatea & Toyama

Los empleadores pueden reducir el estrés y la ansiedad de sus trabajadores considerando no solo programas de soporte en salud mental, sino también promoviendo espacios de reflexión para dejar que el colaborador exprese sus temores.

El 15 de junio, la frase del CEO de Morgan Stanley, James Gorman, se convirtió en tendencia debido a su dureza: “Si puedes ir a un restaurante en Nueva York, puedes venir a la oficina y te queremos en la oficina”. Según sentenció el ejecutivo de uno de los bancos más importantes del mundo, sería sumamente “decepcionante” si los trabajadores del gigante de las finanzas no volvían a sus sillas a más tardar el Día del Trabajo, que en Estados Unidos se celebra el próximo 6 de septiembre.

Muchos líderes en el mundo no han podido, hasta la fecha, acostumbrarse al ritmo del trabajo remoto. En nuestro último episodio de V&T Podcast, Tarcila Shinno, fundadora de Remote Academy, comentó que muchos ejecutivos han reconocido que están a la expectativa que las relaciones laborales sean como en el estado de pre-pandemia, porque les resulta más cómodo liderar equipos en forma presencial y tener reuniones informales en un mismo espacio.

Si bien la pandemia nos obligó a replegarnos en casa, un reciente artículo publicado en Wall Street Journal, titulado “Companies Start to Think Remote Work Isn’t So Great After All”, revela que el trabajo remoto se está tornando cada vez más difícil. Por eso, a medida que crece la población vacunada contra la COVID-19, más empleadores están programando el retorno de sus trabajadores a sus oficinas. No obstante, este regreso, a decir de un estudio hecho por McKinsey en junio de 2021, está provocando ciertos niveles de estrés y ansiedad entre las personas.

En este estudio, llamado “McKinsey Consumer Health Insights”, en el que se hacen preguntas sobre retorno al trabajo, un 49% de encuestados advirtió que regresar al centro laboral de forma física tendrá un impacto negativo significativo.

¿Qué pueden hacer las organizaciones para reducir el estrés y la ansiedad de regresar a las oficinas?

Estrategias contra la ansiedad

A decir del artículo “Returning to work: Keys to a psychologically safer workplace”, publicado en el blog de McKinsey, las personas con niños en sus hogares serán las más propensas a informar que regresar al trabajo afectará negativamente su salud mental. Si bien la pandemia quebró el equilibrio entre el trabajo y el hogar, a muchos trabajadores les preocupa la seguridad y salud física de sus familias, principalmente porque aún no existen noticias sobre la vacunación para menores de edad.

Bajo esa premisa, una de las acciones que más solicitan aquellos trabajadores que regresarán a sus oficinas es que las empresas contemplen o conserven la misma rigurosidad que en el inicio de la pandemia: uso obligatorio de Elementos de Protección Personal (EPP) como mascarillas y alcohol en gel, pruebas obligatorias en el lugar para detectar COVID-19, desinfección permanente de espacios físicos, aforos reducidos, y distanciamiento social entre escritorios y sillas.

Finalmente, si se trata de recomendaciones a tomar en cuenta por empleadores para diseñar un retorno bajo en niveles de ansiedad, la revista Harvard Business Review, en su artículo “Help Your Employees Who Are Anxious About Returning to the Office”, recomienda algunas acciones adicionales para reducir el estrés y mejorar la experiencia diaria de aquellas personas a las que les preocupa esta situación:

  • Permitir los sentimientos ambivalentes frente al regreso.

Ser más receptivos, dejándoles a las personas expresar su temor. 

  • Ofrecer flexibilidad en la medida de lo posible.

Ofrecer opciones sobre con qué frecuencia retornar al horario habitual.

  • Explique el «por qué».

Plantear razones claras de por qué se necesita que todos regresen a la oficina.

  • Considere experimentos y programas piloto.

Implementar programas piloto o de transición, previos a un retorno masivo.

  • No hacer promesas que no se podrán cumplir. 

No garantizar 0% de contagios, pero sí cumplir estrictas medidas preventivas.

  • Ser compasivos.

Debemos seguir hablando de nuestros sentimientos y los temores de cada uno.

Al priorizar la salud mental de los empleados como parte de la planificación del regreso, los empleadores pueden reducir el estrés y la ansiedad de sus trabajadores. Comprender, priorizar y planificar la salud mental de los empleados después de una pandemia es una parte importante de la estrategia de reincorporación al trabajo de una organización, con foco en la productividad y la retención del talento.

FUENTES

McKinsey: https://www.mckinsey.com/industries/healthcare-systems-and-services/our-insights/returning-to-work-keys-to-a-psychologically-safer-workplace

McKinsey: https://www.mckinsey.com/industries/healthcare-systems-and-services/our-insights/returning-to-work-keys-to-a-psychologically-safer-workplace

WSJ: https://www.wsj.com/articles/companies-start-to-think-remote-work-isnt-so-great-after-all-11595603397?cx_testId=3&cx_testVariant=cx_2&cx_artPos=5&mod=WTRN#cxrecs_s

WSJ: https://www.wsj.com/articles/what-ceos-really-think-about-remote-work-11600853405

HBR: https://hbr.org/2021/07/help-your-employees-who-are-anxious-about-returning-to-the-office