El liderazgo que se necesita para afrontar el futuro

Escrito por Vinatea & Toyama

Mariela Garcia de Fabbri, CEO de Ferreycorp S.A.A, fue nuestra invitada en el Episodio N°11 de Vinatea & Toyama Podcast. En esta entrega, Garcia de Fabbri conversó con Jorge Toyama, especialista en derecho laboral y socio del estudio, acerca de los retos y aprendizajes que deja el 2020 y cuál será el papel de quienes están a la cabeza de las organizaciones en el 2021.

“Un año de retos, oportunidades e incertidumbre, donde claramente los líderes han tenido que dar todo de sí, más de lo que seguramente han podido dar en cualquier otro año”, empezó diciendo Jorge Toyama. En este encuentro, Toyama presentó a Mariela García de Fabbri, CEO de Ferreycorp S.A.A, como la persona que llevó el proceso de crecimiento y de diversificación de las empresas del grupo, hasta convertir al holding en uno de los principales grupos económicos del país.

Para García de Fabbri el 2020 ha sido un viaje intenso. Empezó con una agenda recargada en marzo, en medio del desconocimiento del evento al que se debían enfrentar. “Esa noche previa a que se decrete la cuarentena un par de gerentes me sugirieron crear un comité. Entonces, si bien tenemos un protocolo para enfrentar diferentes crisis y riesgos, creamos un Comité de crisis COVID-19, con el que casi diariamente teníamos que juntarnos para tener mucha visibilidad de todo lo que estaba pasando y tomar el pulso al quehacer de todos los grupos de interés”, recuerda García de Fabbri.

PRIMEROS PASOS

En Ferreycorp empezaron por hacer un control de la ubicación de sus colaboradores y lo siguiente fue analizar quiénes debían desplazarse. Al tener una organización descentralizada, están en todas las regiones del país, en diferentes sucursales y atendiendo las posiciones de los clientes. Por eso, hicieron lo que García de Fabbri llama una radiografía clara de dónde estaban todos para organizarlos, cuidarlos y establecer los protocolos necesarios.

También se hizo parte del día a día mantener reuniones y estar cerca a las personas. Para ella el término distancia social fue un término equivocado, pues lo que se debía mantener era la distancia física. La experiencia de este año ha sido que a pesar de eso, se ha mantenido una comunicación muy fluida con los equipos. “Hace muchos años nosotros ya habíamos implementado varias aplicaciones, así que teníamos completa facilidad para comunicarnos por videoconferencias, obviamente también por teléfono, WhatsApp y otras tecnologías, así que nuestras salas de reunión pasaron aquí a la pantalla. Pero sí se ha perdido un poco lo tridimensional, todo es muy plano. A mí me gustan más las mesas y si son redondas mejor. Lo que tratamos al inicio de estas reuniones es romper el hielo, nos gusta gastar bromar como una manera de confortarnos”, cuenta García de Fabbri.

De esta manera en Ferreycorp se fueron rompiendo barreras y acercándose a las personas. Incluso, de acuerdo a la experiencia de García de de Fabbri, desarrollaron una relación mucho más cercana en el aspecto, pues podían verse en su mundo privado. “Se dio un mayor acercamiento. Al principio quizás algunos teníamos temor cuándo un hijo hablaba o pasaba el perro, y después se convirtió en algo normal”, señala la entrevistada.

LA COMUNICACIÓN ES VITAL

De acuerdo a Mariela García de Fabbri lo que realmente hizo que todo funcione este año fue la importancia que le dieron a la comunicación. En Ferreycorp esta ha ido evolucionando con el tiempo, usando diferentes canales y herramientas, pero ahora son una corporación con varias empresas que trabajan en diferentes planos de la comunicación. Existen mensajes que vienen desde la corporación y luego otros acompañados por comunicaciones del gerente general de cada una de las empresas del grupo. García de Fabbri señala que desde hace muchos años implementan un mecanismo al que llaman la comunicación en cascada. En este los mensajes son compartidos por cada nivel, pero luego se agregan algunos mensajes específicos del área en cuestión, y se hace mucho más personalizado.

“Hoy día tenemos incluso un canal de TV en nuestra intranet, así que hicimos algunos videos y comunicaciones escritas. Usamos mucho también los Meets, las videoconferencias, como la que estamos teniendo ahora nosotros. El año pasado iniciamos un plan de desarrollo de líderes al que le hemos llamado Por los próximos 100 años, porque en el 2022 cumplimos 100 años. Así que estamos preparando la organización para los próximos 100 y entregarla a la siguiente generación y este año nos agarró en marzo preparando la versión del año 2020. Estas reuniones las volvimos virtuales y nos juntábamos 150 líderes”, señala García de Fabbri.

CONFIANZA Y EQUIPO

Entre las claves del liderazgo de García de Fabbri está el tener claro que la organización está hecha por personas y que siempre hay un equipo con el cual se va a trabajar, tanto desde el punto de vista del directorio en el cual se rebotan ideas y se tiene un acompañamiento, como también del equipo gerencial. Más aún en estos tiempos, refiere, en donde los roles ya no son estáticos. Hoy en día cada vez hay más equipos multidisciplinarios y colaboradores que aportan sobre algo que mejorar en la propuesta de valor o en la experiencia del cliente. Por todo lo expuesto, ella no cree en un líder que venga con todas las recetas y soluciones.

En cuanto a la brecha género laboral, considera que aún existen temores que vienen desde las organizaciones acerca de las mujeres que tienen hijos: ¿podrán comprometerse o no del todo?, se siguen preguntando. De acuerdo a ella, la búsqueda del balance debe ser tanto para hombres como para mujeres, para que ambos compartan los roles familiares.

Finalmente, mirando hacia el 2021, entre las lecciones de liderazgo aprendidas está el dejar atrás las estructuras y los horarios rígidos, porque ahora lo que más se requiere es flexibilidad. También tendrán como eje la digitalización y la transformación de los negocios. “Yo creo que ese es un segundo gran cambio, la aceleración de la digitalización y la transformación que tendrán nuestras empresas en todo tipo de cosas, tanto en procesos de cara al cliente, como en procesos hacia adentro y el monitoreo. También está la interacción con los equipos, porque hoy en día se ha vuelto una conversación mucho más integral. Nos damos más tiempo para hablar de la familia y de las necesidades individuales. Y por último, he visto mucho en estos meses a los líderes empresariales participando de eventos, conversatorios, webinars, hablando mucho más que antes del propósito de la sostenibilidad, de la agenda común, de cómo impactar en el país. Es decir, hay más conversaciones que hablan del trabajo en equipo y se deja a un lado lo individual”,  comenta. De acuerdo a su mirada existe un mayor compromiso y ganas de involucrarse en el quehacer del país, ganas de opinar y dar un paso adelante. Además de una mayor responsabilidad en medio de la incertidumbre que todavía se vive. Para García de Fabbri esos son los aspectos que todo líder y empresario debe tener en la mira de ahora en adelante.

Categorías: Actualidad