¿En qué debe enfocarse un CEO en tiempos de COVID-19?

Escrito por Vinatea & Toyama

La pandemia del coronavirus ha cambiado de forma dramática nuestros objetivos y retos empresariales, por lo que los líderes deben redefinir sus estrategias para mantener vigentes sus organizaciones. Compartimos 6 claves para actualizar la agenda de los CEO en esta coyuntura.

La pandemia del COVID-19 ha sumido a millones de personas en la incertidumbre, cambiando para siempre el mundo como lo conocíamos. Nuestros hábitos y costumbres, nuestro trabajo y negocios, las relaciones con amigos y familia, nuestra forma de consumir, los servicios y las comunicaciones; todo aquello que conocíamos, hoy es distinto. Y mañana continuará siendo diferente.

¿En qué debe enfocarse un CEO en tiempos de COVID-19?

En medio de la zozobra, quizá el cambio más profundo que experimentamos desde el último 15 de marzo es nuestra forma de trabajar cada día. De un momento a otro, sin procesos progresivos de adaptación ni capacitaciones a fondo, millones de personas alrededor del mundo encontraron en el home office una forma de trabajar en modo remoto y, de este modo, seguir produciendo a pesar de las circunstancias adversas.

Pero otros tantos millones de personas no han podido retomar sus labores, y hoy permanecen en la incertidumbre, lo mismo que grandes industrias, compañías globales y pequeñas empresas, que han visto cómo el trabajo de años se ha detenido en seco por tiempo indefinido. En este contexto de crisis global, los líderes de las organizaciones deben proyectarse a un futuro que, aunque todavía incierto, comienza a sugerir ciertas tendencias que serán parte de esta “nueva normalidad”.

¿Cómo enfrentar una crisis incierta?

En un artículo de publicado a finales de marzo, Tom Holland, socio de la consultora de gestión estadounidense Bain & Company, explica que la prioridad N° 1 de los CEO es y será siempre cuidar a las personas. A los trabajadores, proveedores, clientes y sus familias y seres queridos. En un contexto en el que la confianza y la lealtad (tanto de empleados como clientes) se han convertido en factores esenciales para la continuidad de los negocios, una genuina preocupación en la seguridad y salud de las personas puede marcar la diferencia y marcar un precedente importante en la forma cómo perciben a la empresa sus stakeholders.

Un segundo punto que resalta Holland como prioridad es asumir que esta crisis nos cambiará a todos por tiempo indefinido. Aunque complicado en estas circunstancias, el CEO debe invertir tiempo en diseñar un escenario futuro y planear acciones para afrontar este nuevo ecosistema. ¿Cómo será el futuro?, ¿cómo cambiará el comportamiento de los empleados y los clientes ante la crisis?, y ¿qué se necesitará para hacer que las empresas satisfagan las nuevas necesidades de los clientes actuales y futuros? Preguntas urgentes que todo CEO debe hacerse para elaborar un plan.

La tercera prioridad es la acción. Se debe cuidar la marca y su discurso, entendiendo que estos serán la principal carta de presentación. Como CEOs, lo que hagan, cómo lo hagan y cómo lo narren, será crítico para que las personas clave entiendan los mensajes. Recordemos que en un contexto como el actual, la peor estrategia es “esperar y ver qué ocurrirá”. El objetivo, más que nunca, debe ser innovar y definir cuál será la nueva estrategia frente a la competencia y cómo planear expandir su participación en un mercado socavado por la crisis.

6 claves para redefinir la agenda del CEO

A continuación, algunos puntos de atención que los CEO’s deben tomar en tiempos del COVID-19.

1. Clientes, colaboradores y trabajadores
  • Implementa acciones que resguarden y/o beneficien a dichos grupos.
  • Construye o refuerza las relaciones de confianza y lealtad con tus clientes.
  • Mantén una comunicación activa y con transparencia.
2. Pluralidad de escenarios 
  • Crea diferentes escenarios para medir el impacto en las ganancias, pérdidas y liquidez.
  • Colócate en el peor de los casos para armar tu plan de trabajo.
  • Identifica qué es lo más urgente.
3. Disminución de ingresos
  • Pregúntate cómo generar lealtad y participación de mercado.
  • Evalúa y crea acciones específicas para atenuar la disminución de ingresos.
  • Pregúntate: ¿cuál es el futuro de mi empresa?
4. Adaptación al “new normal”
  • Bríndale atención a las operaciones núcleos (las que crean valor al cliente).
  • Estabiliza las operaciones núcleo ante los cambios de entorno.
  • Crea planes de contingencia para las operaciones de apoyo.
5. Recortes de costos 
  • Planea y actúa inmediatamente.
  • Toma en cuenta escenarios extremos.
  • Esboza una nueva estructura de costos.
6. “La ofensiva”
  • Define cuál será la nueva estrategia frente a la competencia y cómo vas a expandir tu participación de mercado.
  • Prepárate para la recuperación y las nuevas necesidades del mercado.
  • Evalúa y aprovecha el nuevo comportamiento del consumidor.

Ya lo saben, como dice el dicho, los grandes capitanes se forjan en medio de las tormentas. Elevemos vela y enfrentemos con decisión esta tormenta.