¿Es posible aplicar el Design Thinking para transformar una organización?

Escrito por Vinatea & Toyama

Fiorella Matta, Experience Design Manager en el Centro de Excelencia de Transformación Digital de Alicorp, fue nuestra invitada en el Episodio N° 8 de Vinatea & Toyama Podcast, donde compartió su experiencia al diseñar soluciones centradas en las personas y cómo el enfoque de aprendizaje constante lleva a las empresas hacia un cambio de mindset.

Para Fiorella Matta, Experience Design Manager en el Centro de Excelencia de Transformación Digital de Alicorp, aplicar el enfoque de Design Thinking a la gestión empresarial significa impulsar un cambio de mentalidad en los equipos y llevarlos a encontrar el valor de diseñar soluciones. “Debemos empezar por centrarnos en las personas, pensando no solo en el cliente final, sino también en todos los que están en la cadena, especialmente en los trabajadores, pues son ellos quienes llevan nuestro propósito a la realidad”, señala.

El cambio del que habla Matta implica desarrollar el hábito de detectar las necesidades de los clientes, tanto internos como externos y plantear soluciones con una visión holística. Es decir, crear experiencias potentes, memorables y coherentes sin perder de vista lo más importante: conectar con los equipos de trabajo y demostrar el valor de este enfoque de manera vivencial. 

Sin miedo al error

Y entonces, ¿cómo funciona en términos prácticos el diseño de soluciones basadas en Design Thinking? Matta asegura que la respuesta se encuentra en el aprendizaje constante y en experimentar sin miedo. “Se puede hacer de un modo controlado, donde rápidamente podemos ver cuáles son esos aprendizajes que debemos llevar al siguiente nivel, para tomar una acción de mejora. Así se comienza a diseñar una posible solución y se va probando de un modo más seguro, porque constantemente mejoramos y seguimos evolucionando”, detalla.

Este método permite hacer un quiebre con los antiguos métodos de trabajo, en los que recién se lograba tener un producto después de uno o dos años, cuando ya ese diseño era obsoleto. Además, el diseño de soluciones centrado en las personas es completamente transversal y aplica a toda la empresa.  

“Las organizaciones son organismos vivos y están conformados por personas con ideas, pensamientos y experiencias diferentes, que enriquecen los procesos. Por ejemplo, es impactante cuando se aplica a áreas como la de Finanzas, Operaciones o Logística”, asegura.

Tiempo de reinvención

En este tiempo de cuarentena la especialista comenta que en Alicorp se han vivido diferentes aprendizajes y también se han podido validar iniciativas. “Una de estas confirmaciones es que el trabajo remoto puede ser sumamente productivo y a la vez este contexto también nos ha permitido ver el lado más humano de la organización al cuidar el balance entre las obligaciones laborales y personales. También hemos aprendido una nueva forma de llegar a nuestros usuarios a través de recursos 100% digitales como entrevistas remotas, pruebas de usabilidad, nuevas herramientas, talleres colaborativos con la cocreación de diferentes áreas y de diferentes países”, relata.

Además, sacaron adelante proyectos acordes a la emergencia sanitaria, como “Ayuda al que ayuda”, a través del cual apoyaron a la población en situación vulnerable y también a las autoridades con herramientas digitales que proveían del conocimiento de la empresa que pueda contribuir a gestionar la emergencia. “Entonces, todo se trata de seguir poniendo a las personas al centro e impulsando soluciones que ayuden a nuestros clientes”, agrega.

Generar valor

De acuerdo a su experiencia, Matta asegura que en esta nueva etapa las diferencias entre empresas grandes y pequeñas se han reducido, pues el objetivo de todos se centra en crear soluciones que generen valor para los usuarios. “Es más, una empresa mediana o pequeña puede ser muy flexible para investigar, experimentar y hacer de esta mentalidad su forma de hacer las cosas. Por otro lado, las empresas grandes que hacen de esta metodología su columna vertebral multiplican su capacidad de impacto”, subraya.

Es tiempo de aprovechar los recursos disponibles, de abrirse, compartir y ser curiosos, dice Matta. Experimentar el principio de colocar a las personas al centro puede ser el inicio de un gran cambio, ya sea para un emprendimiento o una gran organización. “Pongan en acción lo que quieren hacer, que no se quede en palabras. Hay mucha información y recomiendo siempre guiarse por el por qué y para quién es la solución que desean implementar. Experimenten sin temor a equivocarse, porque esta forma de ver la vida es muy potente y si algo les puedo asegurar es que esto lo cambia todo para mejor. Y no me refiero solo a la vida profesional”, finaliza.

Escucha en este podcast cómo Fiorella Matta anima tanto a pequeños como grandes empresarios a poner a las personas en el centro de sus decisiones, ya sean clientes internos como externos, y a partir de allí crear soluciones que les aporten valor en su día a día.