Blogs > Actualidad

Por: Vinatea & Toyama

CEO: ¿Por qué el liderazgo consciente te hará mejor líder?

¿Cuándo te conviertes en un líder? ¿Cuándo te nombran CEO de una organización? Mariana Rodríguez Risco, líder empresarial y directora de diversas empresas, reflexiona sobre el camino del autoconocimiento y la práctica constante que se requiere para convertirse en un líder verdadero.

Mucho se ha escrito sobre las características que debe reunir aquella persona que asume una posición de liderazgo en una organización. Pero la verdad es que, más aún en periodos como los que vivimos, las habilidades que se requieren para ser líder siguen evolucionando. Fenómenos como la globalización, la crisis social-económica, la revolución tecnológica, la transformación del capital humano y los cambios en el consumidor, han generado situaciones que afectan de maneras diferentes la capacidad de liderazgo de las personas, exigiendo un perfil más humano que técnico, porque su mirada deberá ser integral, inclusiva, compasiva, con propósito y diversa.

En ese contexto surge el concepto de liderazgo consciente. Según Fred Kofman, autor del libro “La empresa consciente”, la consciencia es la capacidad que desarrollan los seres humanos para darse cuenta del impacto que poseen sus acciones en uno mismo y su entorno. Es decir, a partir de la consciencia de nuestro comportamiento podemos ser capaces de determinar la calidad de las decisiones que tomamos. Por lo tanto, vivir de manera consciente nos hace responsables de las circunstancias que nos rodean, tanto de manera interna como externa. Así, el líder consciente se hace responsable absoluto de los resultados, buenos o malos, que promueve.

Liderazgo consciente

Para Mariana Rodríguez Risco, quien participó como invitada del episodio N°17 de V&T Podcast, el líder es aquella persona capaz de inspirar, empoderar y movilizar a un equipo de personas hacia un propósito trascendente, y lograr los resultados que se ha propuesto.  Partiendo de esa definición, Rodríguez Risco, quien durante muchos años ha ejercido posiciones de liderazgo en importantes organizaciones educativas y asociaciones sin fines de lucro, el líder consciente es aquel que, además de ser un líder inspirador, empoderador y movilizador; gestiona de manera positiva su mundo interior para tener impacto exterior bajo tres aspectos:

  1. Es capaz de responder a altos niveles de incertidumbre y estrés. Es ecuánime y reflexivo a pesar de enfrentar situaciones complejas. No se paraliza ni cae en el pánico.
  2. Madurez emocional. Las emociones, a diferencia del pasado, deben tener un espacio en el día a día del líder. Para lograrlo se debe realizar un trabajo profundo de autoconocimiento.
  3. Empatía y servicio a los demás. La compasión auténtica es un motor para buscar formas de impactar y trascender de manera positiva más allá de uno mismo y de la empresa.

“Muchos líderes en situaciones de alto estrés se vuelven impulsivos, reactivos, dictatoriales y agresivos, hasta que tu equipo no te reconoce, y llegas a paralizarte, y pierdes capacidad de reacción y, en el peor de los casos, de funcionar”, explica Rodríguez Risco. Por eso, para la experta en temas de liderazgo, el rasgo que mejor define al líder consciente es el de la ecuanimidad. El otro es el saber gestionar las emociones, porque se conoce a profundidad y sabe cómo conducirse y regularse para potenciar la performance personal y del equipo en momentos complejos. Y, finalmente, la capacidad de asumir un rol como agente de cambio social.

Medir el éxito

Durante décadas, los CEO’s y líderes empresariales han buscado ser exitosos a partir de los resultados que generan, principalmente en términos numéricos. Eso, en absoluto, ha sido malo. El problema empieza cuando para alcanzar ese paradigma solo nos medimos por la cantidad de valor que añadimos a los accionistas y no a nosotros mismos, a nuestro equipo y la sociedad en la que vivimos. “Se está recolectando evidencia de que el nuevo paradigma, el del liderazgo consciente, es mucho más exitoso en el largo plazo. El capitalismo de Friedman enfatiza el corto plazo y los directorios han sido rehenes del corto plazo”, explica Rodríguez Risco.  

Es decir, para pensadores empresariales clásicos como Peter F. Drucker, autor del libro “The Practice of Management”, el foco del líder es generar seguidores para que su liderazgo sea efectivo, con énfasis en los resultados de negocio. Bajo esa premisa, los líderes deben ser autoritarios, controladores, con poca apertura a las nuevas ideas y sobre todo ser protagonistas por encima del equipo. El líder consciente, en cambio, busca promover un impacto positivo en las personas, en las relaciones y los resultados, a partir de la responsabilidad individual personal pensando en el correcto desempeño colectivo.

Para Rodríguez Risco, la pandemia que estamos atravesando es una oportunidad para que los líderes empresariales se den cuenta de que deben asumir el riesgo de asumir una voz visible en el debate público, con un diálogo constructivo y propositivo. Porque, cuanto mayor es el nivel de poder e influencia, mayor debe ser el sentido de propósito hacia la creación de un mundo más justo, equitativo e inclusivo. “Se debe hacer una pausa no hacia afuera, sino hacia adentro, tener la capacidad de respirar hondo, tranquilizar el sistema nervioso, abrirte a las posibilidades para enfrentar aquel reto que te compete, y la decisión será mil veces mejor”, concluye.

Para conocer más sobre temas liderazgo empresarial, los invitamos a escuchar el episodio completo en nuestros canales de Spotify y Apple Podcasts, buscándonos como Vinatea & Toyama Podcast. También pueden ver el video de la entrevista en nuestro canal de Youtube.

This site is registered on wpml.org as a development site.