Blogs > Actualidad

Por: Vinatea & Toyama

Transformación digital y trabajo a distancia: la cultura como primera piedra

En nuestro episodio N°14, Tarcila Shinno, fundadora de Remote Academy, habla sobre transformación digital y cultura en un mundo en el que la incertidumbre es la regla.

Está claro que los líderes de hoy tienen nuevos retos y, entre los más urgentes, figura el de promover la inclusión y la diversidad en sus organizaciones. Pero, ¿cómo lograrlo con éxito? Zelma Acosta-Rubio, Chief Diversity & Inclusion Officer en Grupo Intercorp, y Vicepresidenta Ejecutiva de Asuntos Corporativos y Legales de Interbank, le respondió esta pregunta a nuestro socio Luis Vinatea en el Episodio N° 13 de Vinatea & Toyama Podcast.

Mientras le arrebataban una vez más el Arca de La Alianza ante sus ojos, le preguntaron a Indiana Jones: “¿Qué vas a hacer?”. El arqueólogo más conocido del cine le respondió: “No me preguntes. Estoy improvisando sobre la marcha”. Esa respuesta es la misma que deben haber querido decir miles de líderes de gestión humana en este periodo tan complejo. Desde CEO’s hasta trabajadores de todos los niveles, todos querían saber qué decisiones iban a tomar los responsables de los Recursos Humanos en las organizaciones sobre la marcha.  

La respuesta de Jones la recordó Tarcila Shinno, fundadora de Remote Academy y Remote Workers Latam, así como Gerente Adjunto de Transformación Cultural en el Banco de Crédito del Perú BCP, en el episodio N°14 de Vinatea & Toyama Podcast, titulado “Transformación cultural y trabajo a distancia en tiempos de incertidumbre”. En conversación con nuestro socio Luis Vinatea, Tarcila comentó que Remote Academy nació como un proyecto 100% “pandemial”, palabra que nació en Europa para definir a los millennials a los que les ha tocado enfrentar esta crisis sanitaria con valentía y ganas de emprender.

“Descubrí una oportunidad incipiente, pero clara, porque las organizaciones tenían una gran dificultad al trasladar todo el “know how” de entrenamiento para líderes y colaboradores en modo presencial, pero no para lo virtual. No había entonces habilidades ni desde el facilitador ni desde el lado del alumno”, explicó Tarcila. Es entonces que decidió investigar más sobre cómo, sin certeza, pero tampoco con desesperación —al igual que Indiana Jones—, ayudar a los líderes a improvisar soluciones basadas en un cambio de Mindset más que de tecnología. 

Tecnología como aliada

Para Tarcila, en este contexto en el que las personas han tenido que hacer un uso más intensivo de equipos de cómputo, pero principalmente de plataformas de trabajo colaborativo, para hacer desde videollamadas hasta reuniones de trabajo con el uso de pizarras virtuales, la transformación digital de cada trabajador ha sido clave. Pero no ha sido fácil. “Si no trabajas en la gente, la transformación digital no escala”, explicó Tarcila, afirmando que es posible que muchas empresas inviertan grandes presupuestos en adquirir softwares o sistemas de automatización, sin embargo, si las personas no descubren el valor, nada podrá cambiar.

A partir de esa reflexión, Tarcila añadió que el cambio cultural debe considerarse como la antesala a cualquier proceso de transformación. “Muchas empresas han iniciado el camino al revés, y cuando se dan cuenta de que no funciona se producen retrocesos”, dijo Tarcila. Por esa razón, para generar estos cambios al interior de la organización, se debe partir de un cambio de mentalidad o, como se dice más comúnmente en el ecosistema digital, un cambio de mindset.

Liderazgo en equipo

La agilidad hoy es un no negociable. Este contexto nos ha revelado lo importante que es desarrollar un pensamiento ágil, trabajar sobre la marcha, tomando decisiones y diseñando estrategias en el camino, sin importar la enorme cuota de incertidumbre. “La pandemia nos ha demostrado que cualquier cosa que no nos imaginamos podía pasar. Eso que nos decían sobre el futuro VUCA (volátil, incierto, complejo y ambiguo) ahora es totalmente exponencial”, dijo Tarcila, considerando que se requieren líderes ágiles que sepan liderar en la incertidumbre.

Para ese fin, los líderes deben redefinir sus habilidades en dos planos:

  1. En el plano de las relaciones presenciales y virtuales
  2. En el plano del desarrollo de modelos mentales para nuevas formas de trabajo

En ese punto, la especialista afirmó que será clave conocer el “ancho de banda” de cada líder, porque a partir de ahora no solo se les exigirá rentabilidad, eficiencia y resultados de negocio, sino también empatía, resiliencia y liderazgo a distancia. “El líder no es un superhéroe, por eso la organización deben también ser empáticas con ellos para no poner muchas cosas sobre sus hombros”. Para ella, debemos ayudar al líder a tener una mejor experiencia de liderazgo. 

Transformación cultural

En este contexto de cambios, lo primero que deben hacer las empresas, a través de sus líderes, es hacer un trabajo de difusión, expandiendo el mensaje de que la transformación digital es necesaria, definiendo la dirección del cambio. Una vez que se tiene esa claridad, se debe socializar el objetivo, capa por capa. Bajo esa premisa, el cambio de mindset empezará con el diseño de mejores experiencias en un entorno virtual, ayudando a que más personas se desenvuelvan en un mundo 100% híbrido.

Las habilidades que se deben desarrollar en el mundo remoto son:

Habilidades blandas

  • “Learnability”: disposición de desaprender para aprender
  • Mentalidad exponencial de crecimiento (“Growth mindset”)
  • Empatía
  • Claridad y transparencia
  • Sentido de comunidad

Habilidades duras

  • Conocer y dominar el uso de plataformas virtuales colaborativas
  • Desarrollar y trabajar con indicadores de productividad en digital

Todos, desde líderes hasta trabajadores, necesitan acercarse a la tecnología. No obstante, ante todo, deben tener presente que se trata de herramientas. El gran cambio será el poder reemplazar la lógica y las formas de relacionamiento presencial, para ser trabajadores capaces de trabajar y ser más productivos en un entorno remoto o mixto, donde se mezclen fórmulas a distancia y en persona. Menos micro-management y más empoderamiento, menos control y más desarrollo de la autonomía, menos certeza y más Indiana Jones.

El objetivo: pasar de trabajadores que esperan indicaciones a trabajadores proactivos que demuestren cómo añaden valor en cada acción.

Escucha a Tarcila Shinno en el último episodio de Vinatea & Toyama Podcast aquí.

This site is registered on wpml.org as a development site.